1.9.13

Una pausa en mi Susurro

Hoy es un día de tormenta, el viento huracanado me ha golpeado el rostro, es un momento triste, del cual difícilmente podré reponerme, he tratado siempre de hacer lo correcto, de llevar un camino bien definido, de hacer las cosas siempre con el análisis previo, todo controlado, todo organizado, pero me he equivocado y lastimé sin darme cuenta a personas que quiero mucho, no puedo perdonármelo y creo que ambas tampoco podrán perdonarme, dejo un corazón abierto en una puerta cerrada.

Hoy Susurros hace una pausa permanente, es quizás el último texto que se pondrá en este espacio que tan amablemente han acogido en sus mentes y corazones, siempre estaré agradecida por las huellas que dejaron a pesar del poco tiempo que tuve para visitarlos.

Cada una de las historias aquí contadas fue real, varias se quedan guardadas, otras son tan duras que sobrepasan la crueldad del hombre, sólo no fui capaz de compartirlas, son hechos reales de un país cada vez más cruel, que nos afecta porque a base de ver tanta violencia me he convertido en un ser inhumano, la culpa es mía y asumo mi responsabilidad.

Gracias a todas y todos, si pueden traten de conservar en su esencia que hay alguien detrás de este blog que los recuerda.

Soy una buena persona que le tocó vivir en un mundo de violencia y al paso del tiempo se volvió dura e insensible, haciendo lo que creía era lo correcto para conservar lo que deseaba, lo que quise y quiero mucho y al final se me fue de las manos.

Gracias por todo. mi corazón se queda en este espacio al igual que me llevo de ustedes parte de su esencia.

Vany To.
18/05/2012
01/09/2013