31.5.13

De mis errores/Tus tristezas

Llevaba más de tres horas hablando por el celular con Pepe, y en todo ese tiempo escuchaba continuamente la misma frase "yo la quiero, pero no sé si ella pueda perdonarme", trataba de darle ánimos intentando hacerlo razonar y mostrarle mi apoyo, todo intento terminó en fracaso.

Pepe no entendía razones y seguía con su desahogo, al fin entendí que era mejor dejarlo hablar sin interrumpirle y eso hice...



Isabel y yo llevábamos dos años de relación, siempre fuimos los clásicos novios que todo lo hacíamos juntos, llegó un momento en que nuestro día a día nos veíamos la mayor parte del tiempo, entre los estudios, los recesos y las salidas, solo nos despedíamos de noche para ir a dormir, la dejaba en su casa y satisfecho que ella estuviera bien me retiraba a la mía,y al día siguiente el mismo itinerario, pasar por ella para llevarla a la universidad, entrar a mis clases y entre una y otra vernos en los descansos, salíamos mucho solos o con nuestros amigos, cenas, fiestas y reuniones, de todo, pero un  día, sin mas me pidió tiempo, dijo necesitaba analizar la situación, no estaba segura si me quería, ¿puedes creerlo Diana?, después de dos años le asaltan las dudas, mi sorpresa no se hizo esperar y en infinidad de charlas y llamadas quise hacerle ver que no había confusión y que sintiera que me amaba.



Un día me dijo, no más, no quiero verte por un tiempo y eso hice, con el dolor a cuestas y el corazón partido en dos me alejé de ella... y el tiempo pasó... y mi amor seguía latiendo en mi interior, la extrañaba, pero respeté su decisión, me alejé totalmente... y el tiempo pasó... y cuando la herida había sanado y en mi vida entró un nuevo amor, después de haberla esperado por mas de un año, mi vida cambió, y sin quererlo me vi un día haciendo comparaciones de mi pasada novia con la actual.

Si me hubiera sucedido como en los cómics, que les cae de un quinto piso un piano, sería menos doloroso, vi todos sus desprecios, los desplantes que me hizo, las citas que programaba conmigo y al final, después de pasada la hora señalada, tenía que hablarle para que me dijera, "mi amor, no puedo ir, salí con mis amigas," ni siquiera tenía la atención de cancelarme con anticipación, vamos ni avisarme en algún momento que no pudo llegar o no quiso hacerlo, todo lo perdoné.



Después de un análisis minucioso, me olvidé completamente de Isabel y me dediqué a Marissa, mi novia, era tan dulce y dedicada que llegó el momento en que sentí el deseo de formalizar aún mas nuestra relación, y un día de Mayo le pedí que compartiera su vida conmigo, deseaba envejecer a su lado y ella aceptó... y el tiempo pasó, los meses siguieron su curso y los preparativos de la boda nos ocupaban cientos de horas que felices invertíamos, era nuestra boda, el compartir con nuestros familiares y amigos y el principio de una vida juntos, en armonía y felicidad, porque yo desde el primer momento en que sentí el deseo de tenerla siempre a mi lado me hice el propósito solemne de hacer lo imposible porque fuera feliz conmigo.

Isabel daba tumbos en relaciones que siempre la llevaban al fracaso y a sentirse en total soledad, la tristeza hizo mella en su corazón y quiso volver sus pasos atrás, me buscó, me dijo que me seguía queriendo y no desea perderme nuevamente, que recordara los momentos felices que pasamos juntos y... ¡estaba confundido!...


Adoro a Marissa, pero siempre sentí que con Isabel quedaba una cuenta por saldar, algo que está allí,  que latía y respiraba, que necesitaba salir y concluir... y dije que no, que mi vida estaba trazada bajo el camino que llevaría al lado de Marissa y el cual recorrimos desde el momento en que nos conocimos.

El día de mi boda llegó Isabel a la fiesta y estuve con ella, tuvimos intimidad justo el día de mi boda... Soy seropositivo, Isabel nunca me dijo que tenía el virus y yo no tomé precauciones, se lo he transmitido a mi esposa, Isabel se fue de la ciudad, ahora mi vida ha dado un giro de 180º, no cumplí mi promesa, no hice feliz a mi esposa y sólo la condené a una enfermedad que no perdona.


"En todo siempre debemos actuar con responsabilidad, si nos dejamos llevar por un momento las consecuencias no solo pueden llegar a nosotros mismos y sí a las personas que más amamos!

12 comentarios:

  1. UNA GRAN LECCIÓN SE NOS ENSEÑA EN ESTA HISTORIA.
    HAY QUE SER RESPONSABLE EN ESTA VIDA,,, QUE LA IRRESPONSABILIDAD SE PAGA Y LO PEOR ES QUE LA PAGUEN QUIEN QUEREMOS.

    UN BESAZO VANY Y QUE PASES UN BUEN FIN DE SEMANA!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien dicho Chico Sombrío, siempre la responsabilidad por delante, no valen los impulsos que luego vienen los arrepentimientos y no siempre se está a tiempo.

      Besitos

      Eliminar
  2. Hay que ser consciente de los actos cuando se arrastra en ellos a otras personas, más si son queridas. Aunque en esta historia valdría saber si él tenía conocimiento de su enfermedad.

    Besitos dulcesitos para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es dulcesito, siempre lo he dicho, todo se analiza, el corazón no piensa, no controla, es parte importante, pero reemplazable.

      Isabel sabía de su enfermedad, nunca le dijo a Pepe, no sé sus motivos, espero no haya sido con mala fe, Pepe sólo quiso cerrar esa parte de su pasado que sentía quedaba abierta, (mayor error, porque siempre volver al pasado es fracaso seguro).
      Ahora Marissa lleva un embarazo que ha intentando por todos los medios interrumpir y no le es permitido, vive sola, al igual que Pepe, Marissa lo que no perdona es el engaño, no el virus (no sé si he aclarado tus dudas).

      Besitos

      Eliminar
    2. Aclaradas y confirma los errores entre las partes.

      Más besitos dulcesitos para ti.

      Eliminar
    3. Med haces gracia Dulcesito

      creo que ya va siendo hora de poner algo suave
      y cortito :P

      Beseitos vinagrillos para ti ;)

      Eliminar
  3. Vany, como siempre nos regalas tiernas historias, que parecen tienen repeticiones en la vida real.

    Un baracito cálido y que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son de la vida real Génesis, generalmente aquí se cuentas hechos reales, a menos que lleven etiqueta de Humor.

      Besitos amiguita

      Eliminar
  4. Hola Vany to, buenas tardes,
    buen relato,
    una historia como tantas que solo quedan como anécdota.
    Hay que usar la cabeza antes de actuar,
    muchas veces los años te dan lo que no te enseñó tu entorno,
    "la responsabilidad" se adquiere no se nace con ella.

    Excelentes domingo
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Vikingo, si los errores de unos les sirven de experiencia a otros, me doy por satisfecha.

      La responsabilidad se adquiere, claro que si, pero vamos, no necesitas tener chorrocientos años para obtenerla, solo hace falta un poquito de razonamiento.

      Besitos

      Eliminar
  5. Vaya tragedia...

    Si.
    Toda precaución es poca.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo Mi Torito, no valen las lamentaciones y menos en estos tiempos, existen muchos programas de prevención, extensa información desde los colegios, los hogares, vamos, que por ignorancia no vale, pasa que no se detienen a pensar y sólo se dejan llevar por los impulsos y eso no es justo para quien está a tu lado.

      Besitos

      Eliminar