3.12.12

En recuerdo

Daba inicio el fin de semana, y con ello los preparativos para festejar, todos invitados pero ya sabemos, siempre cada uno con su grupo, el ponerse de acuerdo para escoger el lugar, hora, etc.


Cinco amigos, sus nombres Marcos, Antonio, Luis Alfonso, Gustavo y Andrés decidieron salir a un antro al día siguiente, se pusieron de acuerdo para ir en un solo coche, el de Luis Alfonso, la cita el sábado 03 de Diciembre, afinaron detalles y cada uno se fue a sus asuntos.

Luis Alfonso decidió llevar a revisar su auto, un cambio de llantas, ya tenía un año con ese coche y pues las llantas están siempre rodando, eso dijo, lo llevó a la agencia. Pase por el auto el lunes fue la respuesta del encargado. Imposible!!!, no me quedaré sin auto el fin de semana, decidido lo llevó a un taller y pidió le hicieran el cambio, venga mañana antes de las cinco de la tarde, es lo que deseaba escuchar y lo dejó en el taller.

Entre tanto cada uno hizo lo propio, salir con la novia, ir al cine a cenar, y lo común de los estudiantes.

Sábado a la hora señalada, se juntaron para ir a comer al restaurante de moda, la sobremesa se hizo larga y las ganas de ir a bailar se apoderaron de ellos, esperaron sin resultado, Andrés nunca llegó, al llamar a su cel y casa, no hubo respuesta, no pasa nada, ya lo hablamos el lunes.

Se dirigieron al antro, decididos a divertirse, de ningún lado les aparece un coche y empieza a perseguirlos, la carrera se hizo larga, hasta que otro auto se unió a la persecución, se les cerraban y trataban de hacerlos salir de la carretera, de repente un estallido y el auto se fue al vacío, en la caída cada uno fue saliendo,  cuatro de los cinco amigos quedaron en una tumba temporal, regados en el camino.

La noticia no se hizo esperar y entre ambulancias y seguridad, cercaron el lugar, el descenso complicado, poco a poco y ya entrada la mañana los cuerpos fueron sacados.

En ese momento de la persecución, en el hospital San Ángel, el quinto amigo Andrés perdía la batalla contra el cáncer, falleció por una complicación.

El funeral fue muy triste, llanto de compañeros y amigos, el dolor de unos padres que se quedaron vacíos y cinco vidas truncadas.

El informe policial mencionó que los seguían para secuestrarlos, pudieron haber escapado pero una llanta mal ajustada hizo que el auto perdiera el control y los estudiantes no salieran con vida.

"Qué decir ante estos hechos tan lamentables?, 
a un año de su partida los sigo recordando, 
siempre estarán en mis recuerdos y mi corazón, 
mis queridos amigos"

9 comentarios:

  1. Leyendo otros blogs di con el tuyo. Después de leer tu relato, únicamente puedo decirte que cosas como esas suceden con alguna frecuencia. Es triste y lamentable. Así como lo cuentas, observo que es una serie de sucesos que todos llevaron a ese final. Sobre todo la irresponsabilidad de quien no le ajusto la rueda.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Triste relato,
    tantas vidas sesgadas por el infortunio.
    Nunca se sabe dónde está esperando y qué tramas está haciendo la muerte.

    Abrazos Vany en tu recuerdo por ellos.

    ResponderEliminar
  3. Cuanta violencia, cuantas tragedias familiares, cuanto dolor...

    Que pena.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Vany to, buenas tardes,
    el destino está escrito, a pesar que me niego a creerlo y cada dia hago cosas imprevistas para demostrar quien tiene la batuta aqui! =(

    Un buen relato para una triste historia,
    cuidate mucho
    besitos

    ResponderEliminar
  5. El destino está escrito a mi parecer, sólo se manejan variables y de una manera u otra termina cumpliéndose. Tristes recuerdos.

    Besitos dulcesitos para ti.

    ResponderEliminar
  6. Tristes recuerdos, y muy triste situación. Cuando la vida depende de una llanta, elegir un camino y no otro o simplemente salir a dar un paseo.

    Esto no tiene nada que ver con el destino, quizá si el pobre chico del cáncer, Andrés. pues tenemos caducidad biológica y no viviremos un día más allá de esta.

    Todos nadamos entre decisiones de unos y otros,las nuestras incluidas que forjan nuestro camino, y la senda más corta, el de la precipitación nunca suele ser el mejor.

    Besos Vany.

    ResponderEliminar
  7. Es muy triste perder un amigo..pero perder mas de uno y en una situación que quizá se pudo evitar, sin duda debe ser muy desconcertante e increíble, además de triste y doloroso.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Agradezco sus comentarios y muestras de solidaridad

    Besitos a tod@s

    ResponderEliminar
  9. Triste mucho.
    Pero estan en ti, y en tu recuerdo.
    Besos

    ResponderEliminar