25.11.12

Tu pequeño gran secreto "Parte II"


La primera parte aquí

Soy Marina, una mujer de 21 años que se casó con Gustavo a la edad de 17 años,  tengo una hija de poco más de 2 añitos y un divorcio que ha sido mi peor pesadilla

Aquí la última parte de mi historia

Estudiante de derecho, mi divorcio se gestó por varios años, entre que encontré a mi paso cantidad de "abogados" que solo se aprovecharon de mi situación para explotarme y el que mi padre fue quién los contrató por su propia decisión y sin tomar en cuenta mi opinión, mi divorcio fue un fracaso total, por mutuo consentimiento y con ello la custodia compartida de mi pequeña hija con su padre, dos veces por semana a su cargo y las vacaciones de verano a su lado, al igual que las fiestas decembrinas, pareciera que la que estaba siendo castigada era yo, quise llevar el control de las cosas, busqué nuevas opiniones, una de ellas de una amiga cercana, también compañera de estudios, mucho más avanzada por su gusto por las leyes, desde el inicio me dijo, "están llevando tu caso por una dirección equivocada", si no tomas las riendas del asunto, puedes perder a tu hija, me recomendó un excelente abogado y me dijo que si me decidía hablaría con él para "arreglar" de la mejor manera todos los errores pasados, la oposición de mi padre fue tajante, ningún cambio de abogado, confío en mis amigos para llevar el caso, no te preocupes por nada, ellos velarán por ti y mi nieta.

"Velarán por ti", fueron las palabras de mi padre, aún me taladran en la cabeza, no fue así, se vendieron al mejor postor, mi ex esposo, al finalizar el divorcio quedó la custodia compartida, acto seguido y en complot de los abogados, me declararon incapacitada para cuidar de mi hija, soy estudiante y actualmente bajo la tutela de mis padres, una ocasión que mi hija enfermó de un simple resfriado que vino a agravarse por la decisión de mi ex de llevarla de paseo y estuvo internada, todo después de eso fue un caos, ahora no puedo ver a mi hija, soy según dicen una mala madre, no puedo ver a mi pequeña a menos que sea supervisada, ha sido una constante de malas acciones que la arrancaron de mis brazos.

Esto se dio a raíz que le dije a mi ex que no permitiría a mi pequeña viviendo con él, que era una mala figura para ella y no por ser homosexual y vivir en unión con su pareja, sí porque es su casa lugar de reunión para sus amigos adictos con lo cual mi hija esta en riesgo.

Nada valió mis pruebas, llanto y súplicas, fue en vano, ahora vivo en una constante angustia de saber que mi niña puede sufrir algún accidente o agresión, quizá si he sido mala madre por no saber proteger a mi pequeña, esta es una de los múltiples casos de abuso de autoridad por el simple hecho de ser mujer.

"Cuando de pequeños se trata, no se debe bajar la guardia, ante todo buscar su bienestar emocional y económico, desafortunadamente aún se da mucho el caso de abuso de autoridad o malos abogados, tomar las riendas del asunto era la mejor decisión para Mariana, lamentablemente no tuvo el carácter suficiente para hacerlo y ahora paga las consecuencias"


8 comentarios:

  1. Hola, muy buenas tardes, ¿qué tal estás? Espero que maravillosamente bien al igual que tu interesante blog. Caí de casualidad en tu espacio y me alegro de ello, ya que he disfrutado de las entradas que he tenido tiempo de ojear y me han parecido muy entretenidas, enganchan al bloguero. Tienes una web muy recomendable y te felicito. Espero que sigas creciendo y que nunca abandones el rincón de tu mente. Seguiré visitándote siempre que tenga un tiempo libre para ver las restantes entradas y las nuevas que subas. Te deseo mucha suerte y espero que pronto subas un nuevo post para disfrutar de él.

    Si me lo permites, ahora me gustaría invitarte a mi blog DIARIO DE UNA CHICA POSITIVA. Si te gusta la literatura personal (relatos, cartas, reflexiones) bien estructurada y cuidada este es tu espacio, además, podrás compartir tu blog con todos nosotros en la sección "Aquí tu web": http://insolitadimension.blogspot.com.es/

    Un gran abrazo desde Málaga y gracias por compartir un trocito de ti.

    ResponderEliminar
  2. Un dramón de telenovela.
    Espero que sea todo inventado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Interesante Historia. Pobre Marina, que decepción descubrir la verdadera sexualidad de su marido, pero eso es mínimo en comparación con lo que este tipo le ha hecho, declararla incapacitada para cuidar a su hija. No cabe duda que la corrupción alcanza hasta los abogados y como narra la historia, se venden al mejor postor.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Bienvenida Melodi, regresa cuando gustes, ya voy a visitar tu espacio.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. La fantasía mi Torito siempre es superada por la realidad

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Así es mi querida Soñadora, hay mucha corrupción en todos lados y el que perdiera a su hijita es de lamentar

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Historias así tristes e injustas abundan en todas las épocas y en todas las culturas, manda el dios dinero que da poder.
    Ojalá que en tu vida sea solo una ficción.
    Muy bien contada la historia a pesar de sus dramas.
    Abracitos Vany.

    ResponderEliminar
  8. Una triste historía, como tantas veces la justicia no es justa, siempre hay alguien que se aprovecha de ella y de sus errores.

    Mas allá de errores de procedimientoo malos abogados, o comprados...la justicia no es ciega, ni tiene vendados los ojos, muchas veces se los sacan, arrancados a golpes de mazo.

    No sé si es error de la chica, del padre, o de la justicia legal seguro de todos...pero no deberia ser así, por desgracia la realidad es la que es y no hay más.

    Se deberia mejorar con distintas herramientas, asistente social, prestando más atención imparcial al caso, ya sea psicologos.. etc.. lo que sea, pero supongo no interesa.

    Besitos Vany.

    ResponderEliminar