30.9.12

Elevando la autoestima



Algo distraída deambulaba, mi cel. sacaba humo, estaba a tope con el, hablaba con un par de amigos  y no me di cuenta que mis pasos se encaminaron hacía el jardín de la casa

Envuelta en mi mundo me detuve, un pie delante del otro, el paso no se completó y así me quedé, en algún momento y cansado de esperar una caricia, mi perrito Bombón se hizo pequeño y se metió por entre mis piernas, es muy grande y hacía esfuerzos por mantenerse casi al nivel del suelo.

En ese momento dejé de lado mi cel. y me dediqué a observar a quién pedía a gritos mi atención y un poco de cariño, mi perro Bombón, en algún momento, se eleva hasta quedar completamente de pie, su altura es grande, un labrador negro, con carita de ternura y siempre deseando un apapacho, así me tuvo, elevada mi pierna cual bastón sosteniendo mi cuerpo.

Era el momento de actuar y lo hice, hablé con mi perro.
Bombón, tu vales mucho, eres un cachorro hermoso, tienes un pelo tan brilloso que eres la envidia de miles, causas sensación a quien te conoce porque a pesar de ser tan grandote y tosco, eres un encanto de animalito, todo tiernito y lleno de buenos sentimientos.

No te sientas menos que nadie, porque no lo eres, vales mucho y debes empezar a creerlo, no te pongas de bastón para nadie, eres importante, ten fe en ti mismo, que yo la tengo en ti, tomé su carita entre mis manos y lo llené de caricias, al final le leí el cuento que tanto le gusta, caperucita roja y el lobo feroz, recargó su cabeza en mi pie y se quedó dormido mucho tiempo.

Hay cosas importantes que debes cuidar, generalmente las tienes cerquita y en algunas ocasiones son tantos los distractores que tenemos que no vemos lo realmente importante cuidemos de nuestras mascotas, no solo alimentándolos, también apapachándolos, que son y seguirán siendo siempre, nuestros mejores amigos y compañeros

5 comentarios:

  1. Hola Vany to, buenas tardes,
    muy linda y tierna entrada,
    vivimos cegados por cosas superficiales,
    y nunca vemos lo que tenemos en fente de nuestros ojos.
    La mascota está siempre,
    este o no de ánimo,
    con o sin hambre
    o de buen o mal humor,
    no importa, el animalito está...

    Apapachalo cuantas veces puedas, él siempre estará...
    por eso no tengo mascotas, porque creo que no es un simple adorno, merecen atención,
    y yo personalmente no tengo mucho tiempo para un animalito más que no sea yo! =)

    bonita semana
    besitos

    P.D. el café con edulcorante por favor!
    y un poco de romance no mata a nadie =)


    ResponderEliminar
  2. "cual bastón sosteniendo mi cuerpo"

    Me gustó esa imagen, que no tendría por qué ser malo servir de bastón par alguien a veces.

    Besos dulces amiguita.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta como apachachas a tu perro.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Un avez leí que algo debe de pasar con el ser humano que considera a un perro como mejor amigo, da qué pensar, pero igual, sigamos disfrutando del cariño de estas fieles mascotitas.

    Saludos ;-)

    ResponderEliminar