29.8.12

Simplemente amor


Hoy soñé contigo
con tu llegada a mi vida
con tu sonrisa sensual
y tu mirada profunda

Poco a poco te descubro
como el hombre enamorado
que dulcemente se entrega
eres un ser extraordinario

Cada día me cuesta mas despertar
aceptar que aún en la distancia
los sentimientos nos acercan
uniéndonos un poco más

27.8.12

Un mal día con mi cachorrito



Soy Ilse, tengo 26 años y soy maestra de artes, estudié en la universidad y mi especialidad son todo tipo de bailes, el de los siete velos es mi favorito, soy excelente en lo que hago, y es porque me agrada, desde pequeña estuve clara en mi decisión para mi futuro, soy originaria del estado de Chihuahua y para estudiar tuve que trasladarme a la actual ciudad en la que llevo ya muchos años radicando, he comprado una casa y viví sola hasta hace un año que llegó a mi vida Kate.

Kate es mi cachorro, tiene un año y tres meses de vida y es macho, es un hush puppies, de unas orejas enormes que cada que camina se tropieza con ellas, es un amor de perrito, muy obediente, el nombre lo escogí porque no me quedó otra opción, al llevarlo a vacunar, cuándo el veterinario me pregunta por su nombre para crearle la cartilla, me quedé en blanco y es lo primero que me salió Kate, así decidí dejarlo para no crearle confusiones futuras.

Kate es un amigo y compañero ideal, salimos a pasear ambos y nos divertimos en grande, jugamos, corremos y nos tiramos de barriga arriba en el césped, todo marchaba bien, estábamos muy felices hasta que un día...

Aquí está mi historia.

Salimos de paseo como todos los días, en esa ocasión tomamos un camino diferente, quería mostrarle a Kate un nuevo lugar que había encontrado, una linda plazuela, la acera que tomamos fue la de la derecha, así lo decidió Kate, llevábamos alrededor de veinte minutos caminando cuando de repente todo se tornó negro para Kate y para mí.

Una casa con una reja muy alta y dentro y sin habernos percatado un temible pitbull, el enfurecido animal, sin esperar reacción alguna se lanzó contra mi pequeño Kate, le llegó por encima y le tomó la cabeza de mi pequeño, yo grité histérica y asustada me lancé sobre él, trataba de abrir sus temidas mandíbulas que parecían de acero, no lo soltaba, me le subí y traté de levantar la cabeza y a cada movimiento mío, lastimaba mas a Kate, mis gritos y llanto alertaron a los dueños de esa bestia asesina y salieron en auxilio de Kate y mío, no sé en qué momento estaba yo debajo del pitbull y él me pateaba con sus pesadas patas mi abdomen, el dueño le jalaba el collar de piel que traía al cuello y la dueña trataba de jalarle las patas para que dejara de patearme, al final lo conseguimos y lograron sujetarle y llevarlo dentro de la casa, los dueños estaban apenados tratando de ayudarnos a Kate y a mi, yo solo lloraba y levanté en brazos a mi pequeño amiguito, lo llevé a un veterinario que había cerca y después de una minuciosa revisión me dijo, "no tiene nada", agradecí al cielo y a todos los santos que recordé, me explicó que por lo mismo que ese tipo de animalitos tiene exceso de piel y que por ello le cuelgan las orejitas, el pitbull lo había tomado de la cabeza pero que solo logró atraparle la piel y eso hizo que se salvara, en ese momento me desvanecí y me llevaron al hospital, tenía mi estómago deshecho y una incapacidad que aún no termina, van seis meses y sigo lastimada, en aquel momento mi abdomen era un enorme circulo morado y las yemas de mis dedos estaban destrozadas, vamos saliendo, siempre juntos, espero por mucho tiempo más.

Ahora bien, muchos sabemos lo peligrosos que son los pitbull, son por naturaleza de ataque, también es sabido que han atacado a sus dueños ocasionándoles la muerte, no es culpa de ellos, como bien dije, son así por naturaleza, entonces, si sabes como son, cuídalos, cuídate y cuida de tu familia y no te expongas a un ataque que puede ser fatal, toda precaución es poca cuando de éste tipo de animalitos se trata.

23.8.12

Se busca la mujer soñadora




Hoy hablaré de una mujer como pocas, una mujer como muchas, un encanto de señora.

Aquí te relato su historia.

Edith, vamos niña, arriba, levántate que deseo mostrarte algo, vamos flojilla, abrígate y ven conmigo.

Que sucede mami?, queeee!!!, mami son las cuatro de la madrugada, qué me vas a mostrar ahora?

Andrea ayuda a levantar a su hija y la abriga, no desea que se enferme, un ratito después la lleva al jardín, la hace sentar en una mecedora y le señala el cielo.

Has visto lo hermoso que está, tan luminoso mi niña y mira esa luna es magnífica, Andrea siempre hacía lo mismo, la levantaba de madrugada para llevarla a ver las estrellas, la luna o solo la belleza de la noche, Edith menos romántica y a esa hora imposible siempre tratando de explicarle a su madre el porqué de las cosas, Andrea solo ponía su dedo índice en sus labios para hacerla callar, al tiempo que decía, solo observa y escucha, escuchar?, pero mami, no se escucha nada, es de madrugada!.

Edith ponía atención y nada, no escuchaba, así pasó el tiempo, algunas veces sabía que su madre llegaría de madrugada y como siempre se sentaría al borde de la cama y le hablaría con esa voz tan dulce que siempre la caracterizó, al despertar sabía lo que encontraría, una dulce mirada y un rostro tierno, el de su madre.

Si era invierno, la levantaba y le mostraba algún detalle que le había confeccionado, ya fuera ropa, collares, bolsos o simplemente para abrazarla, Edith se acostumbró a las caricias de su madre en plena media noche.

Pasó el tiempo y su madre cambió, no volvió a levantarla de noche, solo se pasaba por su recámara y con un beso en la frente y arroparla le era suficiente y se marchaba.

Su madre cambió, la vida la hizo de mirada triste y rostro callado, ya no sonreía, ya no disfrutaba, amaba a su familia, solo que algo faltaba, Edith lamentaba no haber disfrutado de aquellas hermosas madrugadas en compañía de la persona que mas amaba.

Esta historia no tiene final, aún no está escrito, va caminando tranquilo, a paso lento, a paso discreto, Andrea está buscando su camino, está trazando su destino, busca su sonrisa, busca su alegría que se perdió en alguna parte de su vida, Edith espera y ayuda y disfruta los momentos, los valora, no le importa la hora, solo desea que Andrea vuelva a ser la mujer soñadora.

20.8.12

La mala educación




Las fechas extrañas para todos, día de brujas, (halloween), pocas personas lo celebran, no es común hacerlo por aquí, una "celebración extranjera" le llaman, en la actualidad es mas el deseo de hacer maldades que el de buscar en las casas obtener los preciados dulces. y así empieza la historia.

Rodri, un chico menor de edad, 17 años y un total desastre en su vida personal, un junior, siempre al amparo de su padre y hermanos, la mayor Diana, estudiante de derecho y próxima a terminar su carrera, el apoyo de Rodri y por quien siente un cariño desmedido y un deseo de protección hacía su pequeño hermano.

31 de Octubre de 2011, siendo las 8:00 pm  y completamente aburrido Rodri se decide hacer algo diferente ese día de brujas, sus amigos han salido a una celebración en un conocido restaurante de la ciudad y a él lo que menos le interesa en ir a cenar y contar historias de terror, es grande ya, no necesita que bajen las luces del lugar y apoyados con una vela contar las famosas historias que a nadie dan miedo y si causan muchísima gracia.

Toma las llaves de su camioneta y armado con un equipo completo de gotcha, sale en dirección fija al centro de la ciudad, estaciona su camioneta y empieza a ponerse el equipo, está decidido a jugar y divertirse, el chaleco, la careta, la marcadora o pistola de gotcha y las municiones, que son nada menos que cápsulas de pintura, una buena cantidad de ellas y listo empieza su recorrido.

La avenida es su selva, su objetivo, la gente que pasa, no discrimina, no importa raza, religión, sexo, edad, estabilidad económica, lo único importante es hacer desaparecer su aburrimiento.

Dispara uno, otro, otro y muchos más, el recorrido que hace es largo y la gente a esa hora es demasiada, se produce el caos, la gente se queja, duele el impacto de las cápsulas en su cuerpo, la gente corre de un lado a otro, las mujeres tratando de proteger a sus pequeños, nadie lo detiene, sigue su recorrido como si nada, le gusta, es su deporte favorito, alguien ha denunciado, la policía hace acto de aparición y lo detienen, lo llevan preso, cómo es posible?  incrédulo Rodri, por qué me hacen esto?, sólo estoy jugando y ustedes no tienen derecho, se las verán con mi padre, esto no se quedará así, como pueden los policías lo introducen en el vehículo y lo llevan a la comisaría, está detenido, llora como un niño pequeño, no sabe por qué lo han detenido, no lo entiende, él no ha hecho nada malo, le permiten hacer una llamada y le llama a Diana, su hermana, "hermanita, me han detenido unos bárbaros policías, me tienen encerrado con unos delincuentes", cómo?, voy para allá inmediatamente responde Diana.

Aún estudiante, necesita el apoyo de sus amigos y compañeros de carrera, llegan a la comisaría cuatro y se enteran de lo sucedido, sus rostros reflejan el desconcierto total, como es posible tanta irresponsabilidad?, indecisa si pagar la fianza o dar aviso a su padre, Rodri merece un castigo, debe entender que ya no es un niño y empezar a comportarse y tener una convivencia armoniosa, pero es su hermano pequeño y debe protegerlo, decide hablar con él antes de tomar una decisión, se le ha caído la venda de los ojos, si no hace algo para enderezar su camino, estará destinado al fracaso a ser un irresponsable por el resto de su vida.

"Lo siento hermanito, no seré yo quien te apoye en esto", da aviso a su padre que llega unos minutos más tarde y lo principal es sacarlo de ese lugar, ya en casa el castigo es severo, se han terminado las ventajas de ser el hijito de papi y se le retiran las mesadas, no tiene permiso de salir a la calle, solo para estudiar y no hay caducidad para su castigo, será cuando su padre lo considere oportuno.

"Esto no debe suceder, cómo puedes castigar a alguien a quien has educado de esa forma?, la incredulidad de Rodri al ser detenido demuestra que para él todo está permitido, que nada hay que tenga más valor que su  propia comodidad, entonces, quién debe pagar por los errores de los hijos?, vivimos en un mundo que cada vez va perdiendo mas los valores y nos convertimos en lo que  Rodri vió en esa Avenida, una Selva"

10.8.12

Tu pequeño gran secreto



Marina a sus 17 años encontró en Gustavo el amor de su vida, él con 25 años, hombre maduro,  le pide formar una familia, tiene una carrera, lleva el negocio que heredó en vida de su padre, nada de qué preocuparse, se casan a los pocos meses y pasa el tiempo, con 19 años lleva una vida tranquila al lado de su esposo y su pequeña niña que tiene unos meses de nacida, Ilse lleva por nombre, para esas fechas y por lo precipitado de su matrimonio y embarazo, su cuerpo ante tal agresión sufrida en pleno desarrollo, no termina de volver a su forma original, con 5 kg extras empieza su pequeño calvario.

Gustavo le hace pequeñas observaciones que hacen mella en Marina, su autoestima ve en descenso, "Tu cintura es más grande que la mía", "Tienes gorditos", "Tu abdomen es abultado, el mío no".

Marina ha seguido estudiando y sus salidas se limitan a nada, entre los estudios,  tareas, el cuidado de su pequeña y la casa, no le queda apenas tiempo, Gustavo en cambio sale de noche continuamente, siempre con un amigo al antro.

En cierta ocasión le llama su madre y le pide visitarla, la familia desea hablar con ella, se quedará a dormir en casa de sus padres y así se lo informa a su esposo, "no te preocupes" fueron sus palabras, yo estaré bien, saldré un rato y luego vengo a dormir, por la noche te llamo.

Ya en casa de sus padres y después de haber atendido a la pequeña Ilse, se dispone a escuchar lo que su familia quiere contarle.

"Marina, tu hermano fue hace un par de días a un antro y ha visto a Gustavo, lo siento hija pero debes saberlo, Gustavo te engaña"

Imposible no creerle a su familia, pero es tan fuerte el impacto que solo les pide la dejen sola, no desea saber más por el momento, decide ir a su casa y enfrentar a su esposo, deja a la pequeña al cuidado de sus padres y se dirige a lo que hasta ese momento sentía su hogar.

Al entrar en su recámara, ve a su esposo en intimidad con otra persona, un hombre, el amigo que le presentó, el que fue padrino de su boda, el que bautizó a su pequeña, el que visita a su marido desde siempre, el que se queda a dormir en su casa en reiteradas ocasiones, un caos es su cabeza, su esposo es homosexual y sabiéndolo se casó con ella, solo por cubrir las apariencias y que sus padres ya dejaran de sospechar, eso le confesó, un divorcio largo, un pelear por la tutela de la menor y el mayor desengaño de su vida es lo que está pasando Marina.

Las preferencias sexuales que tengas son asunto tuyo, lo que no debería suceder es el engaño, en ninguno de sus niveles.

2.8.12

Con los ojos del alma



Esta entrada es algo larga, pero vamos que es hermosa la lectura, nutre nuestro interior, así que prepárense, un café o lo que apetezcan y adelante 

                                                              

De vacaciones una semana, me sucedieron cosas buenas desde el inicio y otras no tan buenas que al final terminaron bien, la playa, 30° y una tremenda humedad, estaba tan agotada y solo llevaba dos días ahí, me quejaba de todo y sucedió, un mal paso y mi pierna quedó atrapada en una pequeñita hendidura de una  banca, ocho centímetros, como es posible que mi pierna cupiera ahí?, como pude la saqué, con la idea de que como entró tiene que salir y salió, todo el camino al lado de mamá, quejándome de todo  no veía nada mas, en algún momento un shhh, escucha Vany, así lo hice, activé mis oídos y ponía atención, creía que era un pajarito o el ruido de algún animalito y solo escuchaba la voz de un hombre hablar y aquí empieza la historia de Manuel, un hombre mayor, 54 años y una historia que en mi vida dejó una gran lección.

Porque yo?, porque a mi?, no es justo, siempre me he portado bien, voy a misa los domingos, creo en dios, ayudo a la gente cuando puedo, porque yo?, solo fue un trocito pequeño de pastel y un  poco de refresco, no es justo, lloraba y me auto-compadecía, se acerca un hombre y se sienta a mi lado en la sala del hospital, que te sucede mi amigo, es lo que me preguntó, solo vi en él un hombre en quien podía depositar todos esos kilos de amargura y dolor que me habían acompañado las últimas semanas y lo hice, descargué en ese hombre todos mis miedos y frustración, le hablé de mi problema, una diabetes de diez años y siempre controlada, seguía las reglas, una dieta rigurosa y el medicamento adecuado, el ejercicio indicado y una vida relajada, una sola ocasión me apetecía tomar una porción de pastel y unos sorbitos de refresco y lo hice, en pocos minutos la glucosa se disparó, estuve en coma diabético y logré salvarme pero la vista perdí y los médicos me han dicho que el daño es irreversible, no hay nadie que la haya pasado peor que yo le comenté, el hombre me escuchó atento por horas y sin interrumpirme, cuando tocó el turno de hablar me dijo:

Tenía 20 años y toda la vida por delante, estudiante y el deseo de un cambio y lo hubo, el 68 marcó mi destino, solo dije unas cuantas frases al presidente que no me interesa recordar, siempre con cortesía, así me educó mamá, me encerraron en un hospital para enfermos mentales peligrosos y estuve ahí hasta hace poco, 42 años para ser exacto, el trato que recibí, descargas, mucho dolor, también tortura física y emocional y jamás me vencí, siempre pensé que tendría un mejor porvenir, así sucedió llevo dos años en completa libertad, tal vez porque me vieron viejo, quizá porque alguien se compadeció, no lo se y no pierdo el tiempo en investigar, estoy libre y es lo que deseo recordar, vivo mi vida a mi gusto y no hago daño a nadie, vengo cada semana al hospital para ver a quien puedo ayudar, no guardo rencor a nadie, solo deseo mi vida retomar, sabías que eres diabetico y debías tener un control total y aún así no lo hiciste, no te debes lamentar, vuelve a tu camino y no hagas mas difícil tu situación, que la gente que te rodea también siente tu dolor.

Soy Manuel y por tratar de descargar en otro mis problemas me ha devuelto los pedazos de mi vida en trocitos pequeños, ahora los he recogido y llevado a cuestas, pesan demasiado, es mucho lo que me ha dejado, me levanto y agradezco al hombre que me mostró su alma, le llamo a mi esposa y voy cargando el peso de mis errores, muchas horas de reflexión para tratar de entender el porque yo?, y lo hice, agradezco la vida que llevo, mi salud que ha mejorado notablemente y me resigno a mi ceguera, si dios quiere, algún día ayudado por mi me pondrá en el camino de recuperar la vista, por el momento y muy complacido te digo que  te veo con los ojos del alma y es precioso lo que siento, precibo mas que cuando tenía todos mis sentidos.

Y yo soy Vany To, y me doy cuenta de lo afortunada que soy en la vida tengo salud y la protección de una familia, y la enseñanza que a través de Manuel he recibido de ambos me deja satisfecha, mis vacaciones terminaron bien, muy felíz y descansada volví a casa a retomar mi vida.