27.5.12

Confesiones



Quién no ha sentido la necesidad de confesar algo sin sentirse cuestionado?

Aquí tienes tu espacio, Por mis pistolas Confiesa lo que desees y disfruta de lo que lees.


Me confieso obsesiva del chocolate, jamás hice trampa en un examen y tampoco dejé que mis amigos se quedaran con el trauma permanente de haber copiado al menos en el mío, como buena samaritana nunca lo permití.

Cuando quiero algo, no descanso hasta obtenerlo,  virtud o defecto no lo se, a mi me funciona y me parece perfecto.

 Tienes algo que contarnos, que esperas?

7 comentarios:

  1. Me gustan los días nublados, caminar bajo la lluvia, los atardeceres, mirar las estrellas y hablar con la luna...aunque normalmente no contesta...

    Soy algo despistado, o... mucho, lo confieso :), me encanta soñar despierto y dormido.

    ¿Alguien dijo chocolate? Espero que me hayáis dejado un trozo... :P me gusta el chocolate y me gusta aun más su olor :)

    ResponderEliminar
  2. Me confieso enamorada y obsesiva de mate.

    Me gusta caminar por lugares donde abunde la naturaleza es perfecto, no me agradan los días nublados, me entristecen y valoro la tranquilidad.

    Tengo pocos pero excelentes amigos y lo aprecio.

    No me gusta el dulce y el chocolate solo su aroma y para moldearlo.

    ResponderEliminar
  3. Me confieso una enamorada de las letras. Romantica empedernida y amante del mar. Lo que adoro es pasear a orillas de la playa con un atardecer.
    También me encanta el chocolate ¡como a Oscar!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Confesar siempre me ha parecido algo innecesario.
    Es como exponerse para que los demás te compadezcan o algo parecido.

    Pero bueno, me da igual, confieso que cada día estoy más loco.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta el chocolate - El marrón. El blanco no es chocolate - Hago trampas en todo lo que puedo porque la vida es muy seria como tomarla en serio así que juego. Juego a levantarme cada mañana deseando ver un mundo mejor y como veo lo que veo me encierro a jugar en mi propio juego. Y con trampas por supuesto. Juego al amor con mi pareja y todos los días juego a arrancarle una sonrisa aunque tenga que hacerle cosquillas - mas trampas - Y juego a escribir historias de amor, relatos y poemas esperando que todos se contagien y el mundo se haga un poquito, aunque sea un poquito, más bello. Recién entonces, al final del día, me voy a dormir con una sonrisa satisfecho

    Vine a agradecerte la visita a mi blog y me agregue como corresponde para seguirte

    Abrazos y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso igual que tu, el chocolate blanco es imitación, no vale.

      Gracias por quedarte entre nosotros, besitos mil

      Eliminar
  6. Eso. Eso. El chocolate blanco es manteca de cacao.
    Gracias por regresar a responderme en mi blog. Te agregue comentarios (pero no tienes que responderlos. Así levantaría mi estima de varón al tener la última palabra. Ja) El tener habilitados los comentarios nos da la oportunidad de intercambiar pensamientos y que no quede todo en ¡Que lindo! y ¡Me gusta! El debatir contigo hizo más enriquecedora mi página. Por lo que espero que cuando puedas la frecuentes. Solo publico una vez por semana.

    Estoy verdaderamente alegre de que nuestros caminos se hayan encontrado.

    ResponderEliminar